Residencia Simbionte: Selva, Arte y Biodiversidad

Jennifer Pazmiño + Eukarya

 

Figura 1: Residencia Simbionte en el Parque Nacional Sangay, 2019. Fotografía: Joshua Vela.
Definición:
R.S. es un espacio de experimentación artística, fundamentada en el proceso colaborativo entre artistas, científicos y miembros de la comunidad. Está dirigida a artistas latinoamericanos menores de 35 y ofrece la oportunidad de vivir tres semanas en la Amazonía-ecuatoriana. Del 1 de julio hasta el 21 de julio de 2019 en Macas – Ec.
Objetivos:
  • Generar Productos artísticos basados en la biodiversidad que acerquen al público a las problemáticas actuales de la amazonía-Ec.
  • Generar reflexión sobre la biodiversidad y el cuidado del Ecosistema Amazónico dentro del espacio de la misma ciudad.

Seleccionados
Artistas: Isabel Gaspar (México), Patricia Martínez (Colombia), Marcela Barreiro (Ecuador), Lisbeth Carvajal (Ecuador), Enrique Endara (Ecuador).
Curaduría: Eukarya, representado por Flora de Neufville y Ana Segovia (Ecuador).

 

Figura 2: Laboratorio corporal impartido por Tián Sánchez, 2019. Fotografía: Xavier Morales.
APUNTES SOBRE LA RESIDENCIA:

SUPERSTICIÓN
:  Exposición de los resultados de investigación y creación artística de la Residencia, en el marco de SELVA, la II edición de Simbiosis, Festival de Ciencias y Artes, que se llevó a cabo del 5 al 10 de agosto del 2019 en la ciudad de Macas – Ecuador. Se restauró una casa tradicional macabea, lugar donde se dio la Exposición final.
Se propuso un cronograma de trabajo que buscaba dar herramientas tanto teóricas como prácticas a los residentes, en la ejecución de sus proyectos artísticos. Los invitados hablaron sobre la flora y fauna de la región, y su ecosistema, así como de las especificidades culturales y sociales de Macas. Por otra parte, tuvimos artistas que han trabajado anteriormente con conceptos en torno a la naturaleza, y que compartieron ideas y experiencias con los residentes. Las primeras dos semanas estuvieron enfocadas en los talleres y salidas de campo, mientras que la última semana fue reservada exclusivamente para la ejecución de los proyectos. Como fue de esperarse, los tiempos de trabajo cambiaron debido a los procesos que se fueron desarrollando en el transcurso de la residencia.
Los artistas empezaron la residencia con una perspectiva externa de lo que estaba ocurriendo en Macas y la región amazónica, y es en este sentido que se propuso generar vínculos con el contexto y reflexionar sobre distintos conceptos en torno a la naturaleza y la sociedad.
Figura 2: Laboratorio corporal impartido por Tián Sánchez, 2019. Fotografía: Xavier Morales
El tiempo de trabajo de los residentes – 3 semanas, más una semana de montaje y una semana de exhibición– así como el cambio de entorno –de la ciudad a la selva– permitieron que los participantes desarrollen sus propuestas con ideas más claras sobre las particularidades ecológicas y sociales de este contexto, y que se involucren en el objetivo central de nuestro proyecto:  la reflexión sobre la biodiversidad amazónica y los desafíos actuales de esta región.
Jennifer Pazmiño

 

Figura 4: Artistas participantes en las instalaciones de Residencia Simbionte, 2019. Fotografía: Xavier Morales.

 

Figura 5: Bienvenida a los residentes, 2019. Fotografía: Xavier Morales.

 


Superstición
Texto Curatorial
La superstición suele considerarse una relación errada con el conocimiento, atribuyéndole un carácter mágico del que no podrían surgir verdades. Es ella quien irrumpe una casa de estilo tradicional macabeo, una casa restaurada que se extiende en el ensueño. Es en la improbabilidad de que viviendas como estas se sigan construyendo, donde nos deleitamos con lo sobrenatural.
Una casa sin suelo sostiene un ecosistema de obras. Exenta de un techo, la casa de alguna forma abriga y estabiliza a la psique y al individuo. Se aviva superstición como mecanismo de defensa. La realidad fantástica entonces, se compone adaptando lo improbable como lo habitual. Transformando los objetos en presencias que lo conjuran.

Figura 6: Restauración de la casa macabea por los residentes y el equipo de Simbiosis, 2019. Fotografía: Joshua Vela.

 

Figura 7: Inauguración de Superstición, exposición final de Residencia Simbionte, 2019. Fotografía: Eukarya.

 

Figura 8: Vista posterior. Inauguración de Superstición, exposición final de Residencia Simbionte, 2019. Fotografía: Eukarya.
 
 
Breve reseña de las obras
Enrique Endara: Bacterium es una obra relacional, microbiológica y macro-territorial que narra el hábitat desde la biodiversidad que reside en la saliva perteneciente a dos personas de la comunidad shuar. conecta con la intimidad de los contrastados entornos para cultivar ‘pequeños patrimonios bacterianos’.
Figura 9: Enrique Endara, Bacterium. Caja Petri. Detalle de instalación, 2019. Fotografía: Juan Luna.

Figura 10: Enrique Endara, Bacterium. Mapa de relaciones. Detalle de la obra, 2019. Fotografía: Juan Luna.

 

Patricia Martínez genera Ríos en el cielo, Ríos en el suelo. Obra que se da en varias instancias: leer un diccionario shuar completo, recoger piedras del Upano, depositarlas en la ciudad y direccionarlas hasta una lluvia interna, hacia la instalación que gotea, se evapora, chorrea y desparrama desde el lenguaje y lo gestualizado.
Figura 11:  Patricia Martínez, Ríos en el cielo, Ríos en el suelo. Videoarte. 2019. Fotografía: Eukarya.
Isabel Gaspar: Mapas seriales, dibujos generativos y ecosistemas cerrados leídos con sensores y programación. Esta es la obra de una interpretación de la existencia del Amazonas, bosques de data y sonido. Resultados en unidad, procesos de separación.
Figura 12: Isabel Gaspar. La existencia del Amazonas. Dibujo. Detalle de la instalación. 2019. Fotografía: Juan Luna.
Figura 13: Isabel Gaspar. 02°17’59.98″S, 78°06’23.93″W, 02°04’07.99″S, 78°12’56.68″W, 02°18’53.99″,78°06’24.16″W.  Instalación, mapas seriales. Detalle de instalación. 2019. Fotografía: Juan Luna.
Lisbeth Carvajal: Cuerpos Líquidos ejercita la relación intrínseca entre dos cuerpos de agua: el de la misma artista y el de un río. Desde el video y la performance realiza un dibujo hidrográfico para contener ambos con un ademán de niveles cuantiosos y mínimos.
Figura 14: Lisbeth Carvajal. Cuerpos Líquidos. Video performance. Detalle de instalación.2019. Fotografía: Juan Luna
Marcela Barreiro: El agua como el oro, el oro en el agua. ¿Si el río Upano hablara? Son eco de transformaciones, de la constante del humano y de su producción incesante que apenas presiente la suspensión de esta otra gigante presencia.
Figura 15: Marcela Barreiro. El agua como oro, el oro como agua. Si el rio Upano hablara (?) Instalación, técnica mixta. 2019. Fotografía: Juan Luna
Figura 16: Marcela Barreiro. El agua como oro, el oro como agua. Si el rio Upano hablara (?). Fotografía. Detalle de instalación, 2019. Fotografía: Juan Luna

 

Eukarya

 

< VOLVER